Newton. El más grande.

Parece ser que el invento de las series infinitas, un invento matemático que es necesario para hacer cálculos integrales, y cuya paternidad se disputaban tanto Newton como Leibniz; dos genios del siglo 17 y 18, ha sido atribuido a una escuela India.. y 250 antes que los europeos!!

http://www.physorg.com/news106238636.html
(está en inglés, sorry!)

La disputa entre los que sostenían la autoría del inglés ante la del alemán ha sido dilucidada por fin: alguno de los dos podría haber copiado al alumno del curso anterior!

Aun así, yo prefiero a Leibniz!
Newton era indudablemente un genio, pero Leibniz estaba en varias ocasiones 200 años por delante de su tiempo.

Fernando Muñiz.

******

Vamos a devolverle a Isaac lo que le pertenece a Isaac ¿eh?🙂

Isaac era un cabrón, un místico, un alquimista, un cabrón cabrón cabrón requetecabrón, pero joder lo que hizo es sacarnos de un tirón de la oscuridad, en óptica, gravedad, y matemáticas…. es el mayor científico de la historia, aunque no nos guste el hijoputa

Bueno, los indios inventaron el desarrollo de series al infinito, big deal. Pero las aplicaciones (que indican una profundísima comprensión del tema y de sus implicaciones), no llegaron de India, llegaron de Cambridge.

Si se trata de atribuir la invención de ese método, adelante. Sin embrago, hasta que no me den evidencia de que Newton lo copió, las pruebas en favor del genio de Newton ganan.

A mi también me gusta más la notación de Leibnitz que la de Newton, pero la verdad es que Newton es el más grande.

Luis Muñiz.

******

Fernando Muñiz replica:

No niego que Newton era un genio. Fue uno de los científicos más importantes de todos los tiempos y aunque haya copiado de los hindúes, ¿ que? Newton le sacó mucho más jugo a estas herramientas matemáticas. Negar su condición de genio sería una necedad.Sin embargo, a Leibniz le han menospreciado a lo largo de la historia debido a esta disputa sobre quién se anticipó en el invento de las series . En esa época también la prensa inglesa era incendiaria, y arrastraron a Leibniz por el barro. Además era alemán, un enemigo en circusntancias y un espía siempre! Se criticaba su don de gentes y asimismo de ser apreciado por las casas reales francesa y rusa. Debia ser espía (o diplomático, ya que tenía el título de abogado), mucho más que científico.

Lo que no se comprendió de Leibniz en esa época, es que su visión del mundo era mucho más dinámica que la de Newton. En sus discusiones con el inglés, (qué gracia… a cada cosa que publicaba Newton, Leibniz tenía una respuesta, pues era el único cientifico en el mundo que entendía profundamente sus hallazgos) siempre saltaba la pregunta: ¿cual es el origen?

Un ejemplo: la increible hazaña de la teoría de la gravedad de Newton, Leibnitz, como todos, la leyó y, como pocos la comprendió. Pero del orden que Newton había encontrado en este fenómeno, él fue un paso más allá e hizo esta pregunta: ¿De donde viene la gravedad de los cuerpos? ¿Cómo emana y cómo afecta a otros cuerpos? ¿Cual es su naturaleza? ¿ Cómo viaja por el espacio? ¿Es tangible e inherente a los cuerpos o no existe si no hay dos cuerpos reunidos?

Hasta Einstein sus preguntas no tuvieron respuesta. Newton las ignoró con desdén pensando que eran fantasías de alguien que rozaba el ateismo. La gravedad era porque Dios lo había creado así y punto. (Los dos eran muy religiosos, Newton de forma integrista, Leibniz pensaba que su Dios era sutil).

Podría contar  mil otras ideas de Leibniz que revolucionarían la ciencia años después. Imaginó las moléculas, porque los átomos no describían bien la materia que nos rodeaba. Debía ser la relación entre átomos en moléculas (el las llamaba mónadas) la que daba sus propiedades a la materia. Newton despreciaba esta idea porque creía que los elementos eran compuestos de átomos a los que Dios había inbuido una esencia que los hacía distinguirse. Otra vez vemos la diferencia entre los dos científicos: Propiedades inherentes dadas por Dios- Newton- y, propiedades que se originan por las relaciones que existen entre sus componentes – Leibniz-.

Bueno, paro ya, que este post se está haciendo larguiiisimo.

Agosto 17, 2007 8:14 AM

******

Rocinante dijo… ( Eladio Muñiz Jr.)
 
Desde mi recién estrenado grado de veraneante, y entre dos audiciones del “Rachmaninov Nº 3” en sendas versiones de Horowitz y Argerich, (por cierto qué monumentos a la interpretación estos dos pianista), no quisiera dejar pasar la ocasión de hacernos recordar a todos que es más fácil -siempre lo ha sido- intentar tumbar una teoría científica que idearla y plantear su demostración.
El genio de Newton se mide, creo yo, en haber ideado y luego demostrado matemáticamente una serie de ideas físicas que sus contemporaneos estaban lejos de  siquiera poder imaginar.

Leibniz era un formidable científico; pero Newton se lleva la palma por la osadía, originalidad y “los huevos” con beicon que tuvo de plantear y demostrar elegantísimamente unos conceptos muy por delante de su tiempo.

Así que me temo que tendremos que dar a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César, aunque sea Inglés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: