Apoyo y desagravio

Escrito el día 15 Junio 2007 por Desiertos Lejanos

Ir a comentarios

Hemos redactado esta carta al calor de una iniciativa del foro. Es un acto de apoyo y desagravio a los funcionarios que han sido tan injustamente calumniados por los conspiracionistas, y en particular a Doña Olga Sánchez y Don Juan del Olmo. Nuestra idea es iniciar una campaña de recogida de firmas en Firmas Online, al cabo de la cual haremos llegar este texto a los interesados y a los medios. Rogamos que le den difusión y les instamos a firmar. Se lo debemos a estos funcionarios ejemplares. A continuación, la carta:

Aviso: Algunos filtros antispam, como Spamihilator, bloquean el mensaje de confirmación que es necesario para que la firma figure. Si no reciben ustedes dicho mensaje, consulten su correo bloqueado. Gracias.

Al Sr. Juez de Instrucción No. 6 de la Audiencia Nacional, Don Juan del Olmo.
A la Sra. Fiscal de la Audiencia Nacional, Doña Olga Sánchez.
A los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Somos un grupo de ciudadanos que nos dirigimos a ustedes para expresarles nuestra gratitud y nuestro más profundo reconocimiento por la labor que han desarrollado durante los últimos tres años para llevar ante la justicia a los responsables de los criminales atentados del once de marzo, el más horrible ataque terrorista que ha sufrido España. Queremos rendir homenaje público a la honradez, la entereza, la constancia, el valor y la humanidad que han demostrado ustedes a lo largo de estos años, virtudes que son aún más admirables si tenemos en cuenta la plétora de agresiones malignas y miserables de que han sido objeto, de forma inmisericorde y continua, durante todo este tiempo. Agresiones tanto más repugnantes cuanto que no sólo se originan en intereses espurios, sino que se intentan disfrazar hipócritamente bajo los mantos de la libertad de expresión, la búsqueda de la verdad y el apoyo a las víctimas.

Con impotencia hemos asistido al espectáculo más vergonzoso de la historia del periodismo en nuestro país. Es inaudita y aberrante la forma como se ha cuestionado su honorabilidad; es indignante la forma como se han puesto sistemáticamente en duda, sin ninguna evidencia, el funcionamiento de las instituciones y el Estado de Derecho. La mala fe y la mentira han campado a sus anchas, sin apenas réplica. Pero la verdad termina por prevalecer siempre; y ustedes han luchado como ningún otro a favor de la verdad.

Palabras especiales merecen Don Juan del Olmo y Doña Olga Sánchez. Muchos los conocimos públicamente cuando el primero, en un acto con las víctimas, se emocionó profundamente y la segunda, solidaria, le cogió el brazo y le dio fuerzas. Días, meses, años de abnegada labor, aun a riesgo de su salud, que culminaron en un sumario tan acucioso que ha resultado inexpugnable ante los ataques de sus detractores y en una vista oral sin precedentes en la que el Ministerio Fiscal construyó sus argumentos con contundencia y eficacia, pero también con profunda y sincera empatía hacia las víctimas, a quienes queremos hacer llegar por este medio nuestro apoyo y solidaridad.

Queremos también recordar a los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que, en pocas horas, lograron las primeras detenciones y evitaron con su diligencia que se cometieran nuevos y terribles ataques; y muy en especial a los peritos que pusieron su ciencia al servicio de la verdad sin imaginar que su labor sería impugnada algún día con los argumentos más peregrinos y las peores intenciones; y a los TEDAX y miembros del GEO que arriesgaron su vida, como siempre han hecho, para proteger las nuestras, y han recibido por todo agradecimiento la rastrera sospecha de su colusión con los asesinos. Hacemos extensivo este homenaje a todos los policías, guardias civiles y agentes del CNI que han sido injustamente calumniados por el imperdonable delito de no dar la razón en sus declaraciones a las delirantes teorías de la conspiración.

Finalmente, queremos honrar la memoria de Don Francisco Javier Torronteras Gadea (DEP), cuyo sacrificio no ha sido por desgracia obstáculo para que algunos infames intenten ensuciar su nombre.

Ninguno de ustedes merece las palabras hirientes y mentirosas de periodistas abyectos, de políticos cobardes, que –no nos queda duda de ello– pronto extenderán su sevicia y mendacidad a los miembros del tribunal. No merecen ni la calumnia ni el sarcasmo ni el cuestionamiento continuo y gratuito de su capacidad profesional ni de su honorabilidad. Lo que merecen, y es lo que intentamos en la medida de nuestras posibilidades hacerles llegar, es gratitud, reconocimiento y solidaridad. Tengan por seguro que en caso de que decidan ustedes emprender acciones por la vía legal en contra de los calumniadores, les daremos todo nuestro apoyo. Por la salvaguarda del honor, por el bien de la justicia y por salud democrática. Y porque ofendiéndoles a ustedes nos han ofendido a todos. Tengan por seguro que somos muchos los que caminamos a su lado, confiados en que la verdad prevalecerá, orgullosos de tenerles como conciudadanos, como funcionarios que con su desempeño dignifican las instituciones a las que pertenecen, y como garantes de la justicia en España.

Gracias. De corazón.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: