La oración de un ateo.

  Dame Zeus en esta época, la cordura para poder hablar a mis  nietos del amor que mi ser contiene sin que el olvido esfume mis palabras, permite que al acercarse ellos no me traicione la emoción y los sollozos impidan expresarles mi cariño; da luz a mi mente para hacerles conocer en toda su dimensión el tamaño de mi amor por ellos; haz que mis viejas rodillas respondan al ritmo de su entusiasmo y pueda con ellos remedar un baile una tarde cualquiera; bendice mi cuerpo para compartir las delicias de una cena con mis hijos y con sus hijos ,con mis nietos. Dadme  dioses del Olimpo la oportunidad de brindar una Nochebuena más y de besar la frente de todos ellos la mañana del Año Nuevo.

Quiero pediros  con humildad, deis a mis ojos el poder para con ellos disfrutar de sus sonrisas,  como tal sucedió con  mis hijos. …a mis oídos permíteles escuchar su lamento si tienen dolor, a mis manos el poder de sanar sus heridas, a mis palabras el de restañar los raspones en su alma y a mis besos el de hacerles recuperar la paz.

Cuando se sientan solos, hacedles saber de mi presencia y ánimo; traedlos a mí para llenar sus vacíos, para sosegar cualquier tormenta, para curar cualquier dolor para juntos enjugar sus lágrimas. Dadme el entendimiento para entender su tecnología y así hablar en el mismo idioma; de la misma forma hacedme ameno al contarle mis historias .

Deseo  pedirte Señor Zeus todo lo anterior y un poco, tan solo poco más. Quiero que, al ellos mirar mi lento andar comprendan que la vida está hecha de pasos y de caídas, que todo es para aprender  y llegar a amar; es mi ilusión que al  verme ellos de la mano de su abuela sepan que el amor nunca termina, que siempre se atrevan a dar una caricia y a decir “te quiero”. Quiero pedirte que les des valentía para soñar y ánimo para perseguir sus sueños, que nunca abandonen al niño que la  Naturaleza  les has colocado dentro.

Te pido para todos ellos toda la capacidad de ver hacia delante, de caminar sin atropellar a nadie, de abrir nuevas metas y nunca sentirse derrotados, de ser humildes ante toda  Creación, respetuosos de todo lo que los rodee, amantes de los gestos del hermano y compasivo ante el dolor, generosos y magnánimos ante el caído; por último te ruego les des la capacidad de amar, amar sin límites y sin dirección, amar lo vivo y lo inanimado; de amarse a sí mismos, a su pareja y a sus hijos y por siempre. Pero algo te pido en especial: que tengan todo, pero que les falte siempre algo, que reciban todo lo que les haga bien, a excepción de cualquier cosa, para que al buscarla por sí mismos siempre tengan una meta más por alcanzar y así encuentren la felicidad.

Para todos los nietos del mundo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: