Nauseabundo.

Desde El Plural. 16-11-06

Carta abierta a Eduardo Madina

El 19 de febrero de 2002, ETA estuvo a punto de matar a Eduardo Madina. “Si el artefacto llega a estar bien colocado, hoy estoy muerto”, declaró Madina el martes durante el juicio a los cuatro etarras relacionados con el atentado. Yo tuve la fortuna de conocer a Eduardo en uno de los primeros programas de 59 segundos. Sus intervenciones me confirmaron las excelentes referencias que tenía de él. Poco después –cuando elplural.com iba a empezar su singladura, hace ahora un año y un mes-, le propuse que colaborara con nosotros. Para mí y para todo el equipo que hace posible este “periódico digital progresista”, es un honor tenerlo como columnista. Estoy seguro de que igual les ocurre a la inmensa mayoría de nuestros lectores.

Durante su comparecencia judicial, dio sobradas muestras de entereza, de calidad humana y de admirable apuesta por la vida y la convivencia. Como señaló Javier Rojo, presidente del Senado, “en ningún momento trasladó odio, rencor o venganza”. Mientras tanto, sus verdugos reían en el banquillo sin pudor y sin el más mínimo indicio de arrepentimiento. Ante ellos estaba su víctima, que perdió una pierna y que vive literalmente de milagro. También Eduardo perdió a su madre. Ella no pudo soportar el dolor y falleció meses más tarde.

¡Desde la radio de la Iglesia!
Pero que nadie albergue dudas respecto a si el nauseabundo comportamiento de los pistoleros de ETA va a modificar un ápice el compromiso firme de Madina respecto al proceso de paz. No le van a amedrentar a Eduardo, que es un tipo de nobles convicciones, ni la bazofia de los asesinos ni tampoco, en el otro extremo, los repugnantes comentarios del talibán radiofónico. Palabras de Losantos ayer sobre Madina: “Este muchacho escribía artículos contra mí en pleno síndrome de Estocolmo (…) Lo que tiene que hacer uno para que los terroristas te perdonen la vida y luego, además, se rían de ti en el juicio”. Difícilmente se pueden enhebrar vocablos más mezquinos contra una víctima de ETA. ¡Y eso desde la radio de la Iglesia!

La hoguera del odio
¿Eduardo Madina, víctima de ETA? Para Alcaraz, el comisario político del PP en la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Eduardo debió de fingir el atentado. O, mejor dicho, para Alcaraz sólo son víctimas quienes, cada dos por tres, salen a la calle con el fin de insultar al presidente del Gobierno. El 25 de noviembre ha sido convocada otra movilización de la AVT. La retransmitirán la COPE y la televisión de doña Esperanza, jalearán a Federico, se ciscarán en Zapatero y acudirá la plana mayor genovesa. El moderado Rajoy ha anunciado que suspendía un viaje para asistir a la manifestación. ¿Contra ETA? ¡Quia! !Contra el Gobierno genuflexo ante ETA! Conviene alimentar sin pausa la hoguera del odio para mantener prietas las filas.

Aunque haya riesgos
Querido Eduardo: Tú, por desgracia, sabes muy bien lo que supone el zarpazo de las alimañas. Tú sabes muy bien que el empeño por acabar con la violencia como instrumento político merece ser apoyado siempre, aunque haya riesgos. Como los hubo cuando lo intentó González o cuando lo intentó Aznar. Hubo riesgos y, por desgracia, fracasos. Volvieron los muertos, volvió el terror, cundió de nuevo el pánico. Tú te zafaste de la muerte casualmente. Pero nadie, durante las treguas anteriores y cuando se terminaron, abrió la boca para criticar a González primero y a Aznar después. Muchas de las víctimas que callaron en aquellos años gritan ahora, empujadas por la peligrosa sinrazón de algunos políticos y algunos periodistas.

No calles
Me permito pedirte que tú tampoco, amigo Eduardo, calles. Habla. Habla desde el sentido común, desde tu convencimiento de que la venganza no resuelve nada. Habla desde tu creencia de que, por supuesto, no se debe ceder frente a los terroristas, aunque sí haya que hacer cuanto esté a nuestro alcance para que, a través de la paz y de la concordia, nunca más haya más gente extorsionada, mutilada o muerta por ETA. A ti te arrebataron una pierna y te robaron a tu madre. Pero no consiguieron secuestrarte la esperanza de que llegará el día en el que resplandecerá en Euskadi la paz y será posible defender cualquier idea sin derramar sangre.

La lógica de la razón
Ahora el proceso está complicado. Pero tú, Eduardo, sigue por favor hablando. Que sean otros los que vociferen. Tú continúa hablando desde la lógica de la razón, de la sensatez y de la confianza. Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: