Criaturas de los bosques en la mitología astur (4)

DIAÑU BURLLÓN

Diablo asturiano que vive en bosques y prados y que suele resultar más bromista que maligno. Se caracteriza también por tener el cuerpo de hombre de cintura para arriba y las patas de cabra, aunque a diferencia de los trasgos y los busgosos puede cambiar de apariencia cuando le plazca, y muchas veces aparece tanto en forma de animal, como por ejemplo un caballo o un cordero, como en forma de niño. Este diañu se dedica a engañar a los campesinos los cuales hacen una determinada acción con la mejor intención y resulta que finalmente se dan cuenta de que es una broma del Diañu burllón: Cuando toma forma de caballo suele desbocarse y hacer caer al que lo monta en una charca, a veces toma forma de cordero y se mea encima de aquél que lo lleva, y frecuentemente utiliza la forma de animal doméstico o de niño para poder así entrar en la casa de algún aldeano y burlarse de él. Una vez descubierto, los campesinos pueden conjurarlo con la siguiente fórmula:

Xesús, María y Xosé,
si yes el diañu
de ti reniego,
mierda de gatu pal diañu,
vete pa la Peña.
Al Diañu se le atribuye además, el haber escondido multitud de tesoros. Pero aunque su faceta traviesa es la más conocida, en el occidente es un reconocido constructor de monumentos tales como los castros y los puentes.

PESADIELLU

Nadie ha visto aún al Pesadiellu, sino que simplemente se sienten sus efectos, que consisten en que quien lo sufre siente un peso y una presión tremenda sobre sí mismo. Además de este efecto opresivo, causa pavor, por lo que puede recurrirse y de hecho se recurre a fórmulas religiosas para espantarlo. Es el caso donde tras rezar a Jesucristo el Pesadiellu se marchó tirándose por las escaleras abajo dando vueltas: Llano, que ta vivu en Les Cuerries, Fresnosa, diba una vez a cortexar dempués de haber dichu que non tenía mieu al Diablu. Al pasar pola h.uente San Pedru acomenzó a sintir un pesu encima desageráu, ya non era p’andar, cuando llegó a casa daba unos pasos de a polgada. Echóse na cama y el pesu siguía: temblaba la cama con elli. Sintiólo so padre desde l’otru llau y preguntó-y:

“Entós, ¿qué te pasa, qué te pasa?”

Era’l Pesadiellu y hubo abrucar de mieu por haber habláu más de la cuenta.

Este personaje lo encontramos tambien en Galicia con el nombre de Pesadelo.

SUMICIU

Es el Sumiciu un duende que se mueve junto a los seres humanos y se entretiene en hacer desaparecer las cosas que éstos tienen a mano. Es cierto que no se oyen historias y leyendas del Sumiciu como protagonista, pero como otros muchos personajes mágicos es un habitante más de la casa, pues su presencia invisible es la que causa nuestros despistes, olvidos y desapariciones en general. Por eso son tan frecuentes en muchas zonas de Asturias las expresiones y exclamaciones aludiendo a que parece haber sido el Sumiciu el responsable de la desaparición de los objetos que se necesita utilizar.

TRASGOS, TRASNOS, SEREÑUELOS

“Hai quien xura que tien cuerninos, rau, qu’acoxica un poquiñín y que siempre ta riyendu per que ye llasparderu per en demás.” Estos duendes domésticos, cuya apariencia delata su parentesco con los busgosos, son criaturas pequeñas con rabo y cuernos y con un furacu (agujero) en su mano izquierda. Se les suele distinguir también por sus ropas rojas y su gorru coloráu.
La presencia de un trasgu en una casa o granja se nota por una proliferación de pequeños percances y ruidos persistentes durante la noche. Vuelcan las jarras de leche, asustan al ganado, impiden que las gallinas pongan huevos, hacen ladrar a los perros, dan portazos y dejan toda la casa revuelta consiguiendo así alterar el sueño de quienes duermen.
A veces, sin embargo, si se les trata bien y están de buen humor, su actividad consiste en arreglarlo todo y dejar las tareas hechas y las cosas en su sitio, de manera que tras su acción la casa está barrida, limpia y ordenada.
A los trasgos les gusta andar por los lugares donde viven los humanos y los animales domésticos, aunque su lugar preferido es, sin duda, el llar o llariega (el sitio donde se hace el fuego y se cocina), pues disfrutan especialmente bajando y subiendo por les pregancies o calamiyeres (cadenas que cuelgan del techo sobre el llar).
Los trasgos son duendes de gran viveza y con espíritu inquieto. Pero a pesar de esa simpatía que, en principio, inspiran, se convierten a veces en una auténtica pesadilla insufrible para los habitantes de la casa.
El problema es que es muy difícil mantenerlos a raya o librarse de ellos. Muchas familias afectadas por ellos no han tenido más remedio que mudarse a otra casa. Pero apenas se han alejado ya de la antigua vivienda y se han instalado en la nueva, de una manera u otra se oye la voz del trasgu, anunciando que él también se ha cambiado de casa y se dispone a seguir molestando a los inquilinos. Dice entonces, el trasgu:

“Yo tamién ando de casa mudada” o “¿Nun andamos de casa mudada?”

La forma de manifestar su presencia suele variar: en ocasiones se declara cuando el carro está lleno de equipaje al realizar la mudanza, mientras en otras versiones aparece llevando él mismo algo que había quedado en la vivienda anterior.
La única forma descubierta para librarse de un trasgu es poniendo en un lugar adecuado de la casa un copín de llinaza para que lo coja. Como su mano izquierda está agujereada, pues resulta que no puede hacerlo y, avergonzado, no regresará ya a la vivienda. Otras tareas que lo avergüenzan y lo ahuyentan del hogar son mandarle traer agua del mar en una cesta o convertir en blanco un pellejo de carnero negro.
Este ser, está expandido por muchos lugares del mundo, y se le denomina en otras tierras con los nombres de leprechaun y boggie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: